Publicado: Dom 18 Mar 10:13 am

Congreso: Vacancia por impunidad a Keiko Fujimori y Alan García.

Jaime Antezana Rivera.

En estos momentos, es cierto que una mayoría aplastante de la población quiere que PPK se vaya a su casa. O que renuncie. O que lo vaquen. Un 82% quiere cualquiera de esas dos opciones.

Ese dato configura una paradoja: fuerzas corruptas (que recibieron aportes de Odebrecht) y sin legitimidad (la popularidad del congreso es más baja de PPK) van a vacar a un presidente impopular que habría recibido dinero de la misma empresa.

Algo más: habiéndose admitido a debate, por segunda vez, la vacancia de PPK por 87 votos a favor, 15 abstenciones y 15 en contra, es necesario hacer la siguiente pregunta: ¿a quien o a quienes beneficia la vacancia?.

¿A quienes beneficia principalmente la vacancia de PPK? La respuesta es clara y rotunda: al fujimorismo y su aliado el alanismo. Ellos son los principales beneficiarios. También hay beneficiarios secundarios.

¿En que sentido los beneficia? En primer lugar, y esto ya esta ocurriendo, lleva al “olvido” el aporte de 1,2 millones de dólares de Odebrecht para la campaña de Keiko Fujimori.

Igualmente, esta pasando con el aporte que -según Barata- Luis Alva Castro recibió: 200 mil dólares para la campaña de Alan Garcia (AG) en 2006. “Yo no recibí nada”, salio a decir orondo el “pez gordo”.

Así, pues, Keiko y AG son los principales beneficiarios de este segundo intento, más probable que posible, de vacancia de PPK. Ellos, ahora son los más entusiastas impulsores.

También son beneficiarios todos los que fueron mencionados por Jorge Barata: Jaime Yoshiyama y Augusto Bedoya, por recibir 1 millón de dólares. Y, a través de la Confiep, US$200 mil.

En esa línea, con excepción de Ollanta Humala y Nadine Heredia que están en prisión, los que recibieron los US$ 3 millones para la campaña contra la revocatoria de Susana Villarán.

La vacancia ha eclipsado el aporte corruptor de Odebrecht. Y ha hecho que la mayoría del país que exigía prisión para Keiko y AG y los aludidos por Barata pase a pedir la vacancia de PPK.

Eso asegura, por un lado, la impunidad para Keiko y AG. Es vacancia para PPK por impunidad para Fujimori y Alan. Si ese es el costo que hay que asumir, es un mal negocio.

La izquierda, por otro lado, baila el disco que ellos compraron pero el fujialanismo le imprimió su contenido y ritmo. Es el ritmo “chino” de la mototaxi y de AG.

Es el ritmo de la “china” y AG el que se ha impuesto. El quiebre inconstitucional del equilibrio de poderes, impulsado por Mauricio Mulder y aprobado en el congreso, es lo que se viene.

Otro hecho de lo que se viene. La difusión de información “reservada” de la UIF y en manos de la Comision Lava Jato. ¿Quien controla esas instancias? El fujimorismo keikista.

¿Podrá Martín Vizcarra poner un disco diferente? No. Es huérfano. No tiene bancada, no tiene partido, no tiene apoyo popular. Es el sucesor decidido por el fujialanismo.

¿Y PPK? Claro que debe ir a prisión preventiva. Pero, eso debe ser después del debido proceso. Es decir, después que concluya su mandato. Eso no ha pasado.

La impopularidad, como bien se ha dicho, no es una razón para la vacancia. Tampoco es una “incapacidad moral permanente” que tiene la interpretación del fujimorismo keikista

¿Que se viene? Si gana la vacancia, el jueves 22, marcara la recuperación de Keiko y su mototaxi y se potencializa a AG y su “ego colosal”. Ellos seguirán poniendo la agenda.

Es posible presagiar lo que se viene. La ley Bartra se aprobara. Los serranos no cobraran el suelto mínimo de 850 soles. Los cuatro miembros del Tribunal Constitucional serán “decapitados”, etc. Estamos advertidos.