Publicado: Vie 29 Dic 11:47 am

La poca eficacia del Gobierno Regional en ejecución presupuestal

No podemos entender la gestión del presupuesto del gobierno regional si no se conoce cuanto nuevo dinero se ha conseguido, desde la gestión de Juan Luque, pero vayamos por partes.

El presupuesto público es parte de la política fiscal (expansiva o contractiva), la eficiencia o deficiencia de la ejecución presupuestal en un determinado año fiscal, puede coadyuvar en la sostenibilidad o desaceleración de la economía. En los últimos 10 años la política fiscal del Perú fue expansiva y una de las mejores de la región, esto implica el incremento sostenido del presupuesto público principalmente en inversión pública para el cierre de brechas (2006-2017), o sea que el estado peruano ha ido incrementando sus presupuestos a nivel nacional, (y se entiende igual en las regiones) en la última década.

Un gran amigo y especialista en Gestión Pública, el ingeniero economista Wilber Cutipa Alejo, indica: “El poder ejecutivo a través del Ministerio de Economía y Finanzas mantiene una política fiscal expansiva para dinamizar la economía del país, el cual se refleja en el presupuesto público 2017 (S/ 142.5 millones) que presenta un incremento de 4.7% respecto al año anterior. Sin embargo contrastando información que compartimos, la inversión pública no está cumpliendo su objetivo, por factores como la centralización de los recursos públicos por parte del Gobierno Nacional, niño costero, ruido político, casos de corrupción en el ejecutivo en complicidad con las transnacionales (Caso Odebrecht y sus socios como Graña y Montero con la Autopista Puno – Juliaca o las Plantas de tratamiento en nuestra región, solo por citar dos casos conocidos) y la deficiente ejecución presupuestal de los gobiernos subnacionales, los efectos negativos son, menor tasa de crecimiento de la economía y el incremento del desempleo”. Cutipa Alejo, acierta en gran manera en referencia a la inversión pública, por ejemplo, el Gobierno Regional de Puno (GRP) para el presente año fiscal en su Presupuesto Institucional Modificado (PIM) (o sea el último presupuesto solicitado) para inversiones tiene programado S/ 367.8 millones, los recursos han sido priorizados para la ejecución de proyectos de carreteras, seguido por salud y educación, en su mayoría son obras de arrastre, y a menos de una semana para finalizar el año la ejecución del gasto es de 51.4% (deficiente ejecución del gasto de capital o inversión).

Existe un saldo de recursos no gastados de S/ 178.8 millones, de los cuales S/ 81.9 millones son recursos ordinarios, conforme a ley de presupuesto público, los recursos ordinarios (RO) deben ser gastado a nivel de devengado al 31 de diciembre, el saldo (R.O. no gastado) corre el riesgo de que retorne al tesoro público-MEF, si eso fuese el caso, las obras en ejecución programadas con la fuente de financiamiento R.O. (Obras de carreteras concentra el 54.4% del total de R.O.) corre el riesgo de no concluirse o de paralizarse, donde los beneficiarios del proyecto serán los más afectados por la incapacidad y la improvisación de la gestión actual.

Se está perdiendo o posponiendo el gasto de 81.9 millones de soles en nuestra Región de Puno. ¿Qué significa? Que nuestro Gobierno Regional no está sustentando bien los gastos y necesidades que se tiene, estamos dejando pasar todo ese dinero, y vamos a ver como regresa al ejecutivo, el mismo que piensa que por que no gastamos, es mejor priorizar a otras regiones que si gastan y hacen saber técnicamente sus más imperantes necesidades, motivo por el cual duplican la asignación presupuestal por año. Por eso el ejecutivo a través del Ministerio de Economía y Finanzas les sigue dando dinero y se siguen haciendo mega-obras en otras regiones. Si no, miren a Arequipa región que ya nos ha duplicado en gastos, a pesar de tener una población (regional) y geografía muy parecida a la nuestra.

El Gobierno de Luque no es conocido por gestionar mayores presupuestos.